Haciendo un esfuerzo...

Publicado en por olindricorelatos

 

Musculos-Faciales-I.jpg

Lo sé, es difícil. Tensamos el bucinador, retraemos el masetero, endurecemos ligeramente el trapecio, movemos acompasadamente todos los cigomáticos y estiramos con generosidad los obiculares labiales. Mientras, el mirtiforme, transverso y dilatador de la nariz bailan su propia danza, permitiendo que las fosas nasales abran paso a un torrente oxigenado de aire fresco. 

Después de muchas más tensiones y extensiones musculares, que son casi inmediatas, habremos conseguido eso que es tan difícil de alcanzar ultimamente: UNA SONRISA.

¿Porqué no sonreimos apenas ya? A pesar de la complicada operación , es algo intuitivo y natural, y sienta muy bien. Da igual si nos va mejor o peor, si la vida nos resulta más o menos dura. Olvidemos que la sonrisa es una muestra del estado de ánimo y centrémonos en sus efectos terapeúticos y sociales. Sonreir nos proporciona salud a largo plazo, nos presenta en formato agradable, lo que nos facilita la interación necesaria con otros seres y por lo tanto, la obtención de resultados frente a ellos. Favorece el sueño y ayuda al sistema inmunológico. ¿Porqué no sonreir, aunque sólo sea para que las cosas nos resulten un poco menos difíciles? 

A mi me encanta sonreir, pero aun más, ver la sonrisa en aquellosa quienes quiero. 

 

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post