Cartas a mi padre

Publicado en por olindricorelatos

Querido padre,

 

De nuevo le escribo con más preguntas que requieren de urgentes y concisas respuestas, pues me veo sumergido en un desasosiego que no soy capaz de mantener sin consumirme día a día.

Padre, ¿De qué modo se perdonan los pecados de los inocentes? ¿Porqué permite que mis hermanos sean abandonados a la suerte de arbitrarios gerentes de la vida de sus hijos? ¿Quien privó de instintos y de sensibilidad al que usa a sus propios hijos como arma de defensa? ¿Cómo llega un padre a dañar, a rasgar a sus propios cachorros? 

Padre, ¿dónde están esos niños?, ¿Porque se los ha llevado?

Espero de corazón padre, que se digne a responderme presto, si bien se que usted no sería capaz nunca de faltarme a mi como hijo suyo, y me consta su magnánima protección, tal vez pueda su persona darme un rayo de luz que me haga comprender cosas tan inalcanzables para la mente de un hijo, un hijo que algún día será un padre.

Padre, ¿porqué tengo yo la suerte de tenerle a usted y ellos no? Padre, no me falte nunca, permanezca siempre presente en mis recuerdos, en mis quehaceres cotidianos, el día que yo sea padre quiero ser como usted, no deseo por nada del mundo parecerme a ellos, a esos cuyos sentimientos están tan muertos como el futuro de quienes los aman.

 

 

 


9559

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post